5 utensilios que no pueden faltar en una cocina

El menaje del hogar está más de moda que nunca. Más allá de los ajuares y necesidades básicas de cada casa, los decoradores y diseñadores han hecho esfuerzos por modernizar y dar un toque único a los utensilios de cocina y demás enseres que se necesitan para el día a día.

La cocina, corazón del hogar

Centro de actividad y conversaciones en épocas pasadas, las cocinas hoy han dado paso de ser el centro del hogar a ser el lugar donde se preparan y disfrutan las comidas. 

Una cocina moderna está equipada con diversos utensilios que hacen que cocinar y hornear sea más fácil y eficiente en un contexto en el que la gente empieza a huir del fast food y pasan a cocinar, de forma consciente y con ingredientes frescos. 

Para ello, la funcionalidad y el diseño de los utensilios son factores importantes a considerar a la hora de seleccionarlos y de comprarlos. 

“Una cocina bien equipada debe contar con los utensilios esenciales que faciliten el estilo de cocinado y recetas que se van a elaborar en ella” explican desde La Croquetera. 

El primer utensilio imprescindible es un juego de cuchillos, que se utilizan para cortar y picar los ingredientes. Un buen cuchillo debe ser afilado, cómodo de sostener y fácil de limpiar. Esa es la clave para no desgarrar.

El segundo utensilio esencial es una tabla de cortar, que se utiliza para rebanar y cortar en cubitos los ingredientes. Aunque hoy en día las hay de muchos materiales, hay que tener en cuenta que debe ser resistente, fácil de limpiar y lo suficientemente grande para acomodar cantidades que se irán añadiendo con posterioridad. 

Quizás también te interese:  El IPC aumentó en mayo hasta el 8,7%, con récord histórico en la tasa de alimentos

El tercer utensilio imprescindible es la espátula, que se utiliza para mover y voltear los alimentos mientras se cocinan. El secreto es que debe ser resistente al calor, antiadherente y fácil de agarrar, con una buena base con la que acomodar la comida.

En cuarto y quinto lugar se van a incluir algunos moldes que sirven para darle forma tanto a croquetas como albóndigas, algo que cada vez interesa más y que facilitan y optimizan los tiempos. “Las croquetas están de moda y ahora mismo se está innovando mucho en los ingredientes. Sorprender con unas caseras, que conserven mismas proporciones y sorprendan al paladar es todo un acierto en las comidas familiares” explican.

Nuevos materiales

El diseño de los utensilios ha evolucionado con el tiempo, con la introducción de nuevos materiales y diseños para mejorar la funcionalidad y usabilidad. 

Los materiales utilizados han pasado de la madera y el metal a la silicona y el plástico, que son más duraderos y fáciles de limpiar. 

También se han introducido diseños ergonómicos para reducir la tensión en manos y muñecas, facilitando el uso durante períodos prolongados por ejemplo si se trabajan masas o salsas. También se han introducido utensilios multifuncionales que combinan diferentes herramientas en una, lo que facilita ahorrar espacio y reducir el desorden en la cocina.