¿Qué tapas te encontrarás en Las Palmas?

La gastronomía en España es tan rica como los territorios tiene. De norte a sur, cada persona que se sienta a tomar algo en algún bar o restaurante sabe que degustará las tapas más típicas de cada sitio. 

Las Islas Canarias, es conocida por su variedad de tapas y que Zenubia, un restaurante de tapeo en Las Palmas, presenta, cada día, en su carta.

¿Cuáles son las más habituales en esta zona?

Un clásico de la gastronomía canaria es degustar un manjar como son las papas arrugadas con mojo. Se trata de la preparación de patatas pequeñas cocidas en agua con sal hasta que se arrugan, y se sirven con dos salsas tradicionales: mojo rojo (picante) y mojo verde (a base de cilantro y ajo).

Otro clásico de la zona es el queso de cabra con miel, que aporta un contraste de dulce y salado que suele gustar mucho. La tradición quesera canaria es la base de muchas propuestas dentro del recetario isleño. En esta misma línea se encuentra el queso asado con mojo, una propuesta de lo más sabrosa que habla de la versatilidad de los lácteos y sus salsas más típicas.

Aunque la gente conoce los pimientos de Padrón por su producción gallega, lo cierto es que en Canarias también son bastante habituales. La gracia de encontrar algún picante entre los fritos es todo un reto.

El gofio escaldado es también muy habitual cuando ponen una tapa en este archipiélago. Se trata de harina de maíz que ha sido escaldada en caldo de pescado, dándole un toque marrón característico.

Quizás también te interese:  Queso San Simón da Costa: Sabor Ahumado de la Región

También, como otras regiones españolas, ha recibido la influencia de la gastronomía latinoamericana. Las llamadas truchas de batata son uno de los ejemplos, que en realidad son empanadillas de batata que sorprenden a todo tipo de paladares.

Finalmente, no hay turista que se precie que se vaya de las islas sin degustar los burgados, un tipo de caracol de mar que se encuentra, sobre todo, en Fuerteventura y Lanzarote y que se presenta en cazuela para sorprender a quien busca algo típico, único y sabroso de la zona.