Cinco organizaciones urgen en ‘The Lancet’ a «avanzar» en la regulación de la publicidad de alimentos y bebidas dirigida a niños

MADRID, 05 (SERVIMEDIA)

Representantes de la Escuela Nacional de Salud Pública, la Gasol Foundation, la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnado, la Sociedad Española de Epidemiología y Unicef publicaron este viernes una carta en la revista científica ‘The Lancet’ en la que juzgaron «importante» que se «avance» en la tramitación del Real Decreto sobre regulación de la publicidad de alimentos y bebidas dirigida al público infantil, auspiciado por el Ministerio de Consumo.

Así lo anunció la Gasol Foundation en un comunicado en el que precisó que mejorar la protección de los derechos de la infancia y promover la salud pública es un «reto» al que se puede contribuir, «de forma efectiva», mediante la regulación de la publicidad de alimentos y bebidas no saludables dirigida a la población infantil, tal y como recoge la misiva.

Los firmantes de la carta se muestran a favor de «avanzar» en la legislación de esta medida, presentada el año pasado por el gabinete de Alberto Garzón y que queda recogida en el borrador de dicho Real Decreto y, en este sentido, la carta expresa la necesidad de retomar la negociación para establecer un marco normativo en línea con la Convención de los Derechos del Niño de la ONU, que España ratificó en 1990.

La carta publicada en ‘The Lancet’ pone de relieve el «impacto positivo» que tendría la regulación de la publicidad de alimentos y bebidas dirigida a niños, que, según la fundación, en su propuesta actual se «alinea» con las recomendaciones de sociedades científicas y profesionales de salud pública, nutrición y pediatría, Unicef y la Organización Mundial de la Salud, y cuenta con el apoyo de la «práctica totalidad de la población española».

Quizás también te interese:  ¿Cuál es la mejor dieta para mejorar la salud del hígado?

Esta propuesta, la primera con rango legal y que tiene en cuenta el perfil nutricional de los productos anunciados, representa, a juicio de los autores de la carta, «un gran avance» en la «protección» de los derechos de los niños y adolescentes en España, «socavados» por la publicidad de alimentos y bebidas ultraprocesados.

«Concretamente, se ven afectados el derecho a la salud, a la información veraz, a la educación (en hábitos saludables), a la intimidad y privacidad (publicidad en línea personalizada), y a la no discriminación, por tratarse de una población especialmente vulnerable cognitivamente frente a la intención persuasiva de la publicidad y el marketing», apostilló la fundación.

En este sentido, el doctor Santi Felipe Gómez, director Global de Investigación y Programas de la Gasol Foundation, defendió que, con esta medida, que cuenta con una «sólida» fundamentación ética y científica y los avales legales preceptivos, se contribuirá «de manera notable a mejorar la protección de los derechos de los niños y niñas y a promover la salud pública».

En este punto, los firmantes aseguraron que la regulación de la publicidad de alimentos y bebidas es una de las medidas «prioritarias» del Plan Estratégico Nacional para la Reducción de la Obesidad Infantil 2022-2030, promovido desde la Presidencia del Gobierno.

«Sin embargo, el Real Decreto no ha sido contemplado en el Plan Regulador Anual del Gobierno para 2023, a pesar de que la propuesta cuenta con un amplio respaldo, se encuentra en un avanzado estado de tramitación y cuenta con el preceptivo visado de la Comisión Nacional de la Competencia en los Mercados», advirtieron los firmantes, para quienes los informes desfavorables de «algunos» de los ministerios que participaron en el Plan Estratégico Nacional para la Reducción de la Obesidad Infantil 2022-2030 «están impidiendo el avance de los procesos de regulación contra la publicidad de alimentos no saludables» y ello, «a pesar de que, según la evidencia científica, la autorregulación es ineficaz para proteger a los niños y adolescentes de la exposición a la publicidad de alimentos no saludables».

Quizás también te interese:  El consumo de medicamentos recupera los niveles prepandemia

Esta situación supone, a su entender, «un bloqueo para la consecución de los objetivos establecidos en el Plan Estratégico Nacional para la Reducción de la Obesidad Infantil 2022-2030, por lo que estos ministerios deberían trabajar para llegar a un consenso en base al borrador publicado por el Ministerio de Consumo, para que que finalmente se pueda aprobar el real decreto».

Por esta razón, como miembros de organizaciones públicas, científicas, no gubernamentales y de la sociedad civil que han participado activamente en el Plan Estratégico Nacional para la Reducción de la Obesidad Infantil 2022-2030 solicitaron al Gobierno «que apruebe a la mayor brevedad el Real Decreto que regula Publicidad de alimentos y bebidas no saludables dirigida a niños», convencidos de que esta política «no solo cuenta con sólidos fundamentos éticos y científicos, sino que también cuenta con las garantías legales obligatorias para ser aprobada» y de que el decreto «contribuirá sustancialmente a la protección de los derechos de los niños y adolescentes y a la promoción de la salud pública».

La carta publicada en ‘The Lancet’ fue suscrita también por el jefe del Área de Estudios de la Escuela Nacional de Salud Pública, Miguel Ángel Royo-Bordonada; la presidenta de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnado, Luisa María Capellán; el coordinador del Grupo de Nutrición de la Sociedad Española de Epidemiología, Jesús Vioque López; y la responsable de Incidencia y Estudios, Dirección de Sensibilización y Políticas de Infancia de Unicef Comité Español, Cristina Junquera Abaitua.