Facua cree que la rebaja del IVA en alimentos tendrá «un efecto muy limitado» y pide «dureza» ante «subidas encubiertas» de precio

MADRID, 03 (SERVIMEDIA)

Facua-Consumidores en Acción consideró este martes que «de manera inmediata» la bajada del IVA de los alimentos «va a tener un efecto muy limitado en el gasto mensual» de las familias y que la medida tendrá «un impacto muy leve». Además, pidió a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) «dureza» si observa «subidas encubiertas» y que imponga «sanciones ejemplarizantes» como «aviso para navegantes».

Así lo reclamó su secretario general, Rubén Sánchez, en un comunicado en el que advirtió de que los establecimientos «no pueden subir los precios» de los alimentos afectados por esta medida «durante al menos cuatro meses, plazo que se ampliará hasta seis si el IVA subyacente del mes de marzo no está por debajo del 5,5%».

«El aspecto más importante de la medida es que implica la congelación de los precios de los productos afectados hasta final de abril o, de prorrogarse, hasta que acabe junio», abundó, para indicar que, «en todo caso, se podrán bajar los precios, pero nunca subirlos a niveles por encima de los que marcasen el 31 de diciembre tras descontarles la bajada del impuesto, salvo que se produzcan incrementos en sus costes».

En este punto, subrayó que el artículo 72 del Real Decreto-ley 20/2022, de 27 de diciembre, establece en su apartado 3 que la reducción del tipo impositivo «beneficiará íntegramente al consumidor, sin que, por tanto, el importe de la reducción pueda dedicarse total o parcialmente a incrementar el margen de beneficio empresarial con el consiguiente aumento de los precios en la cadena de producción, distribución o consumo de los productos».

Quizás también te interese:  Los alimentos se encarecieron un 10,3% interanual en abril, con aceites, harinas, pasta, huevos y leche a la cabeza

Facua insistió en que «espera» que la CNMC venga desarrollando «seguimientos» de precios desde la última semana de diciembre para «controlar el cumplimiento de la norma» y demandó a las autoridades de protección al consumidor de las comunidades autónomas que pongan en marcha también controles de precios y trasladen a Competencia las «irregularidades que detecten».

LABOR COMPLEJA DE LA CNMC

A este respecto, recordó que «corresponde» a la CNMC «una labor de vigilancia» de la aplicación de esta medida, que juzgó «compleja» teniendo en cuenta el «enorme número de establecimientos que hay en España».

Por ello, solicitó la «colaboración» por parte de las administraciones autonómicas de protección al consumidor, que, a su entender, «deberían» también poner en marcha «protocolos» para «monitorizar» precios y «poner en conocimiento de Competencia si hay alguna subida que no esté justificada por incremento de costes».

Tras avanzar que la propia organización llevará a cabo «procedimientos de control sobre una serie de establecimientos», Sánchez estimó «importante» que los consumidores «estén alerta» y que, «si observan establecimientos que no repercutan la bajada del IVA o en los que se apliquen subidas de las que tengan pruebas», se lo «trasladen» a la asociación o «directamente a la CNMC» para que proceda a «investigar y abrir los correspondientes expedientes sancionadores».

«Esperamos dureza si, desde Competencia, se confirman prácticas ilegales con las subidas de precios o subidas encubiertas con la no repercusión de la bajada del IVA en estos días, para que se produzcan sanciones ejemplarizantes de manera que haya avisos para navegantes y los comercios que se estén saltando hoy la norma asuman que, o rápidamente la cumplen, o pueden ser objeto de multas contundentes», sentenció.