La educación de millones de niñas en todo el mundo, en riesgo a causa de la crisis alimentaria

– Según alertó Plan Internacional España

MADRID, 07 (SERVIMEDIA)

Plan Internacional España alertó este miércoles de que la crisis alimentaria está empujando a millones de niñas y adolescentes a abandonar sus estudios y, de ese modo, ponen en riesgo su futuro debido a la falta de recursos.

Los efectos del cambio climático, el incremento de los costes de los alimentos y combustibles derivados de la crisis de Ucrania y la covid-19 están ocasionando la mayor crisis de hambre de la historia. Este año, 50 millones de personas en hasta 53 países podrían enfrentarse a la hambruna y casi 45 millones de niños menores de cinco años sufren emaciación, una forma de desnutrición que provoca delgadez y debilidad extremas y que puede causar la muerte.

Ante esta situación, la organización hace un llamamiento urgente a los donantes y Estados para abordar una prevención y respuesta a la crisis alimentaria que garantice la protección y la educación de los millones de niñas y adolescentes afectadas.

En 2022, se estima que cerca del 32% de las mujeres del mundo sufre inseguridad alimentaria moderada o grave, frente al 27,6% de los hombres. A medida que se agudiza la pobreza y la falta de acceso a los recursos, las familias recurren a fórmulas perjudiciales para las niñas y adolescentes como el abandono escolar, la sobrecarga de tareas de cuidados y domésticas, los matrimonios infantiles, el trabajo infantil, las migraciones forzadas y la explotación sexual.

Por otro lado, la ONG, con el inicio del curso escolar en España, arranca la campaña ‘Con hambre no hay vuelta al cole’ para hacer hincapié en la vulnerabilidad de las niñas y en los esfuerzos necesarios para atajar esta crisis global.

Quizás también te interese:  Los niños vegetarianos tienen un crecimiento y una nutrición similares a los que comen carne

Asimismo, Plan Internacional está trabajando en países como Burkina Faso, Etiopía, Haití, Kenia, Malí, Níger, Somalia y Sudán del Sur, ampliando su ayuda a través de la distribución de alimentos, la asistencia con dinero en efectivo y cupones, la alimentación escolar y la detección de malnutrición, entre otras.