La industria de alimentación y bebidas pide ayudas directas y revisar figuras impositivas para garantizar su competitividad

MADRID, 29 (SERVIMEDIA)

La Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) subrayó como «indispensable» para el sector la dotación de ayudas directas y de los fondos europeos para paliar el impacto de la subida de las materias primas y la energía, así como la revisión de las figuras impositivas y no impositivas que suponen «una traba a la actividad y a la eficiencia del sector» con el fin de garantizar la competitividad.

Así lo expresó la asociación empresarial en un documento elaborado con las principales prioridades del sector de cara a la Presidencia del Consejo de la Unión Europea que España asume a partir del próximo 1 de julio.

Para FIAB, España tendrá «un papel muy destacado en la configuración de importantes programas de influencia directa sobre el futuro económico de la región» y es «imprescindible» que se adopten medidas para garantizar a medio y largo plazo la competitividad del que es «el mayor sector de la Unión Europea».

Según datos de su homóloga europea, FoodDrinkEurope, la industria europea de alimentación y bebidas genera una facturación de 1,2 billones de euros y un valor añadido de 246.000 millones de euros, lo que le convierte en el sector que más contribuye a la economía europea.

Sobre las figuras impositivas, FIAB reclamó «paralizar» la aprobación de nuevas cargas y analizar aquellas existentes «para su posible eliminación», junto a la revisión de los impuestos medioambientales que «afectan directamente a las empresas en un momento muy crítico».

Asimismo, pidió facilitar y flexibilizar el acceso a los fondos europeos para que «ninguna empresa quede fuera de las convocatorias, eliminando las barreras burocráticas y aumentando la dotación al sector industria».

Quizás también te interese:  Descubre los Platos Típicos más Deliciosos de Girona: Comidas y Recetas Tradicionales para Disfrutar

Asimismo, el sector solicita «la defensa del libre mercado y el buen funcionamiento del mercado único». Según FIAB, la «fragmentación» del mercado interior por las iniciativas nacionales en cuestiones como el etiquetado, dispares estrategias en nutrición y salud, la gestión ambiental o el control administrativo «rompen la dinámica y crean barreras a la competitividad europea».

Con respecto a la información facilitada en el consumidor, para el sector son de especial interés aspectos como el etiquetado nutricional en la parte delantera del envase, los perfiles nutricionales, la indicación sobre el origen, el marcado de fechas de caducidad y consumo preferente o el etiquetado para las bebidas con contenido alcohólico.

FIAB subrayó que la revisión del reglamento debe encaminarse «a proporcionar un marco jurídico armonizado, proporcional, equitativo y con base científica, evitando estigmatizar alimentos, ingredientes o procesos».

SOSTENIBILIDAD

En materia de sostenibilidad, la industria aboga por una transición hacia un sistema productivo más sostenible y a la vez competitivo. Para ello, cree que es necesario «alinear la legislación con otras políticas y códigos europeos, así como con marcos y estándares reconocidos internacionalmente». FIAB reclamó «crear seguridad jurídica y garantizar unas condiciones de competencia equitativas entre todas las empresas de la UE».

Asimismo, pidió un sistema alimentario armonizado que «garantice un mercado interior fuerte y en el que la regulación y los requisitos mínimos sean exigibles a todos los productos, de dentro o fuera de la Unión Europea». En este proceso, el apoyo a las pymes es «crucial» pues estas componen el grueso del tejido empresarial del sector.

En cuanto a la legislación europea sobre envases, indicó que las medidas deben orientarse a largo plazo, dando tiempo a las empresas «a adaptarse a posibles cambios que conlleven impactos relevantes en los procesos productivos y altas inversiones». Además, subrayó que cualquier nuevo objetivo de circularidad «debe basarse en una evaluación del ciclo de vida completo y en un análisis sólido de coste-beneficio de la medida y debe fomentarse la reutilización efectiva».

Quizás también te interese:  El Gobierno asegura que los supermercados "están trasladando" la rebaja del IVA al precio de los alimentos

CRECIMIENTO

Por otro lado, FIAB señaló que otra de las prioridades debe ser «consolidar la base exportadora de la industria de alimentación y bebidas europea». Así, reclamó trabajar con Reino Unido hacia un acuerdo comercial «más ambicioso y cercano a la situación anterior al Brexit» , intensificar las conversaciones para la de suspensión definitiva de los aranceles de Estados Unidos» y apoyar nuevos acuerdos de libre comercio con «zonas económicas prioritarias».

Finalmente, la Federación indicó que es «estratégico» impulsar la economía del conocimiento y la innovación como base de todas estas actuaciones, así como apoyar las nuevas ‘startups’ e incorporar nuevo talento.