Lidl lanza una bolsa de frutas y verduras con defectos estéticos pero aptas para su consumo

– El objetivo es evitar el desperdicio de los alimentos

MADRID, 16 (SERVIMEDIA)

Lidl lanza desde hoy una bolsa con frutas y verduras que no cumplen con los estándares estéticos o que formaron parte de envases que han sufrido algún tipo de desperfecto pero que siguen siendo aptas para su consumo, con el objetivo de evitar el desperdicio de los alimentos.

Según explicó la compañía en un comunicado divulgado este jueves, la bolsa «antidesperdicio» es un pack que cuesta tres euros. Esta medida fue implementada en las últimas semanas en las más de 30 tiendas que tiene en las Islas Canarias, logrando dar salida a más de 20.000 kilos de frutas y verduras.

Ahora, la iniciativa llegará a más de 650 tiendas que la cadena tiene en España. La directora de RSC de Lidl España, Michaela Reischl, detalló que esta decisión busca «minimizar al máximo el stock de productos sobrantes» y que «pretende incentivar la compra de frutas y verduras todavía aptas para su consumo».

Por otro lado, Lidl implementará otras medidas, como la posibilidad de ofrecer panes del día anterior con un 50% de descuento, la aplicación de un segundo descuento de 50% en el último día de caducidad y una rebaja del 30% en productos que hasta el momento no tenían ningún tipo de descuento cuando se encontraban próximos a su fecha de caducidad o consumo preferente.

Estas nuevas medidas se suman a otras que la cadena lleva a cabo desde hace años para reducir el desperdicio alimentario en un 30% hasta 2025 y en un 50% hasta 2030.

Quizás también te interese:  Funcas defiende que "no es la mejor estrategia" centrarse en reducir los precios de los alimentos en sectores concretos