Los pediatras alergólogos recomiendan la introducción precoz de los alimentos para prevenir la alergia alimentaria

– Un estudio piloto de Seicap desarrolla tratamientos de inmunoterapia oral al pescado

MADRID, 20 (SERVIMEDIA)

Los pediatras alergólogos de la Sociedad Española de Inmunoterapia y Alergia Pediátrica (Seicap) recomendaron este sábado la introducción precoz de los alimentos en niños entre cuatro y seis meses de vida para prevenir la alergia alimentaria, en el marco del del XLVII Congreso de la Seicap celebrado este sábado.

Según un estudio publicado en ‘The Journal of Allergy and Clinical Inmunology’ el consumo de estos alimentos a edades tempranas, en especial en niños con dermatitis atópica moderada, previene la alergia alimentaria.

«La recomendación que hacemos es la introducción precoz de los alimentos, entre los 4-6 meses molidos en cremas o en leche. Además, es importante dar tomas frecuentes, una vez iniciada la ingesta de un alimento nuevo en la dieta, no tomas ocasionales», aseveró la coordinadora del Grupo de Trabajo de Alergias Alimentarias de la Seicap, la doctora Laura Valdesoiro.

En la mesa redonda ‘Inmunoterapia oral a alimentos: avanzando más allá de leche y huevo’ del congreso, los expertos abordaron la inmunoterapia oral a alimentos más allá de la leche y el huevo: cereales, pescado y cacahuete.

La inmunoterapia oral con alimentos (ITO) «es una opción de tratamiento que se realiza en los pacientes que presentan alergias alimentarias con el que se intenta modificar la respuesta del sistema inmunitario del organismo frente a aquellos alimentos a los que el paciente es alérgico», indicó la doctora Valdesoiro.

La ITO consiste en la administración de dosis crecientes del alimento implicado hasta alcanzar la dosis mayor tolerada o que represente la ración habitual para la edad. «Su objetivo es evitar la reacción alérgica, sobre todo la anafilaxia, tras la exposición al alimento que causa la alergia. Este tratamiento se realiza en unidades especializadas en práctica habitual, en niños con alergia a leche y huevo», explicó la experta.

Quizás también te interese:  ¿Cuántos carbohidratos debo consumir al día?

ALERGIA AL PESCADO, CEREALES Y FRUTOS SECOS

De otro lado, algunos pediatras alergólogos españoles anunciaron que ya han iniciado protocolos de inmunoterapia oral a otros alimentos como frutos secos, cereales e incluso al pescado.

En cuanto al cacahuete, no es un alérgeno común en nuestro país, pero en algunos es causa frecuente de anafilaxia que pueden desencadenarse en el ámbito escolar. La inmunoterapia oral en niños menores de 18 años con alergia al cacahuete se ha mostrado eficaz.

Con relación al trigo, es uno de los cinco alérgenos alimentarios más comunes, y representa un desafío importante para los niños alérgicos debido a su prevalencia en la dieta. Los expertos de la mesa redonda subrayan que los casos de alergia IgE mediada a trigo, aunque es un fenómeno menos frecuente que la alergia a leche o huevo, son cada vez más prevalentes.

La doctora Valdesoiro insistió en que «no se debe confundir la alergia al trigo con la celiaquía». «Una alergia alimentaria es una reacción adversa y rápida provocada por el contacto con un alimento durante la cual hay mecanismos inmunológicos demostrables», subrayó.

Para finalizar, los expertos destacaron la importancia de los autoinyectores en el tratamiento de la alergia alimentaria. El menor que está diagnosticado deberá llevar el autoinyector de adrenalina para utilizarlo ante la sospecha de estar sufriendo una anafilaxia.

Los expertos han explicado que la inyección se puede emplear a través de la ropa en caso de emergencia ya que no supone ningún impedimento para que la aguja pueda atravesarla. Debe aplicarse en la parte externa del muslo y dependiendo de si es pequeño, se deberá sujetar al niño con las piernas del adulto y los brazos para evitar que se mueva.