‘Sin enfermeras no hay salud y sin salud no hay futuro’, lema de su Día Internacional

MADRID, 12 (SERVIMEDIA)

Con el lema ‘sin enfermeras no hay salud y sin salud no hay futuro’, la Organización Colegial de Enfermería celebra este viernes el Día Internacional de las Enfermeras, por lo que volvió a denunciar la escasez de profesionales, la precariedad laboral y la sobrecarga asistencial.

El presidente del Consejo General de Enfermería (CGE), Florentino Pérez Raya, insistió en que «es necesario invertir en enfermeras y apostar por su desarrollo profesional, ya que esto supone mejorar la calidad de los cuidados a la población españolas y tener claro que sin enfermeras no hay salud y sin salud no hay futuro».

Hoy se conmemora el nacimiento de Florence Nightingale, considerada como la creadora de la enfermería moderna. Con motivo de esta efeméride, la Organización Colegial de Enfermería ha emitido un manifiesto con las principales reivindicaciones de la profesión precisamente bajo el lema ‘Sin enfermeras no hay salud y sin salud no hay futuro’.

En este sentido, Pérez Raya, señaló que «la escasez de enfermeras, la precariedad laboral, la sobrecarga asistencial, el que no se nos considere para ocupar puestos de responsabilidad o que para la administración pública seamos grupo A2, cuando otros colectivos con nuestra misma formación tienen un grupo superior, nos impide alcanzar todo nuestro potencial como profesión y provoca que no podamos ofrecer la atención y los cuidados de calidad que los pacientes y el conjunto de la ciudadanía se merecen».

ESCASEZ Y PRECARIEDAD

De hecho, según la Organización Colegial de Enfermería, España necesita más de 95.000 enfermeras para equipararse a las ratios de enfermeras por habitantes que hay en los países de nuestro entorno. Existe un déficit estructural en todo el sistema sanitario que pone en grave riesgo la seguridad de los pacientes en los centros sanitarios y sociosanitarios.

Quizás también te interese:  Consumir menos alimentos ultraprocesados mejora la sostenibilidad medioambiental

«El no disponer de unas plantillas suficientes de enfermeras y enfermeros que puedan ofrecer una atención y cuidados de calidad a los pacientes y al conjunto de la ciudadanía, conlleva una mayor probabilidad de riesgos, complicaciones, reingresos, efectos adversos, e incluso, fallecimientos, como constatan numerosos estudios científicos nacionales e internacionales publicados a lo largo de los últimos años», advirtió el presidente del CGE.

«Una escasez de enfermeras que también genera una sobrecarga asistencial que vivimos como algo normalizado en nuestro día a día, cuando se trata de una situación que debería ser excepcional, y que pone en peligro la seguridad de las enfermeras y de los pacientes», puntualizó.

A lo que se suma que «una gran parte de la profesión tiene que convivir contratos precarios de días e incluso horas y condiciones indignas, llegando a acumular cientos de contratos laborales en un mismo año. Unas lamentables condiciones que durante años han obligado a miles de profesionales a mudarse a otras comunidades autónomas o a otros países para poder trabajar de manera estable y digna. Una fuga de talento enfermero que ha sido muy bien aprovechada por todos estos países».