Albares advierte que la crisis alimentaria presionará sobre los movimientos migratorios los próximos meses

MADRID/SANTANDER, 04 (SERVIMEDIA)

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, afirmó este lunes que «uno de los grandes desafíos en los próximos meses va a ser la crisis alimentaria», debido «al alza del precio del grano y de los fertilizantes» por la guerra en Ucrania. Y añadió que dicha crisis alimentaria «va a presionar sobre los movimientos migratorios».

Así lo advirtió en Santander durante la apertura del curso de verano ‘El mundo tras la guerra de Ucrania’, de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo coorganizado con el Real Instituto Elcano.

El responsable de la Cancillería subrayó que, en el Magreb, el Sahel, en el Mediterráneo, el Oriente Medio, se enfrentan a desafíos «multidimensionales que requieren una respuesta multidimensional». Y dicha respuesta, apuntó el titular de Exteriores, hay que facilitarla «especialmente ahora» por las derivadas de la crisis humanitaria provocada por la guerra de Ucrania.

José Manuel Albares destacó «la tensión que hay sobre el precio del grano y de los fertilizantes», una tensión que está causando un gran impacto en el Norte de África, «donde hay ya muchos países que eran previamente muy dependientes del grano ucraniano» y que son «muy vulnerables a la subida de los precios de los alimentos».

En la misma línea, el jefe de la diplomacia recalcó que «uno de los grandes desafíos en los próximos meses va a ser la crisis alimentaria», que a la vez «va a presionar sobre los movimientos migratorios». El ministro señaló que, en el actual contexto geoestratégico, «hay que estar particularmente alerta a la utilización política de la energía, del hambre, de la migración, como armas híbridas».

Quizás también te interese:  Almazaras de Jaén, Córdoba y Barcelona ganan los Premios Alimentos de España a Mejores Aceites de Oliva Virgen Extra

Por ello, destacó José Manuel Albares, la OTAN, en la reciente cumbre de Madrid, «ha decidido prestar atención al flanco sur, evitando dejar un vacío geopolítico que sólo puede conducir a una mayor desestabilización para nosotros y para ellos, y a un incremento de las amenazas», apostilló.