Comida casera: ¿cuándo es así en un restaurante?

La conciencia y preocupación por la alimentación ha llevado a muchos a tener muy en cuenta los restaurantes que optan por recetas más saludables, tradicionales y, sobre todo caseras para sus cartas.

Eliminar los fritos en la medida de las posibilidades, usar productos frescos de temporada y elaborar un menú que encaje con el concepto de fogón casero está siendo todo un reto para los cocineros.

“En ciudades como Madrid, donde más del 60% de los trabajadores comen fuera de casa, es básico poder ofrecer menús caseros que sean variados y que les permitan llevar una dieta equilibrada” explican desde Restaurante El Portón.

Pero, ¿cómo juzgar que de verdad es comida casera?

En primer lugar, es básico contar con productos e ingredientes frescos y naturales para la elaboración de las recetas. Verduras, vegetales, carnes, pescados y especias deben ser la base real de cualquier plato, sabiendo además que si son frescos, mejor que congelados. 

Para considerar una comida casera debe cocinarse como se haría, realmente, en cualquier hogar. Es decir, requiere de tiempo de cocinado, de una receta que haya pasado casi de generación en generación y olvidándose de productos procesados. “Cuando en una carta haya guisos, sopas, asados y platos tradicionales, es buena señal” explican.

Solo siguiendo esta premisa se consiguen obtener sabores y texturas auténticos de cada producto que se procesa en la receta, evitando incluir elementos artificiales que potencien el sabor y permitiendo que cada ingrediente potencie sus beneficios.

“Teniendo en cuenta que, de media, se gastan 38 millones de euros en comer fuera de casa, es básico contar con una garantía de que lo que aparece en el plato es de calidad. España es un país con una tradición gastronómica que conquista los paladares extranjeros precisamente por el producto de base que usa, que llega desde los huertos, granjas y explotaciones nacionales para que sean recetas auténticas” explican.

Quizás también te interese:  Gastronomía Árabe: Sabores de Oriente Medio en tu Mesa

La presentación debería ser sencilla, como en casa. Es la alta cocina, la que no es del día a día, la que se puede permitir ese tipo de presentación de foto. El menú del día requiere de esa familiaridad que haga sentir en casa, con ambiente tranquilo y con productos que de verdad tienen ese secreto que hace de la cocina española una de las más ricas.