El INE reduce el peso de los alimentos y la vivienda a la hora de calcular la inflación

– Además, incorpora al mercado libre de la electricidad a la estimación del IPC gracias a la información de más del 80% del sector

MADRID, 30 (SERVIMEDIA)

El Instituto Nacional de Estadística (INE) informó este lunes de que ha devaluado el peso de la vivienda, los alimentos y las bebidas no alcohólicas a la hora de calcular el índice de precios al consumo (IPC) en favor del transporte, del ocio y de las medicinas, entre otros grupos.

Esta es una de las principales modificaciones sobre la metodología que se utiliza para medir la inflación en España y que Estadística ha aplicado en el primer dato avanzado de IPC de enero –5,8%–, en el que también ha incorporado al mercado libre a los grupos analizados para representar «adecuadamente» la evolución de los precios de la energía gracias a la información concedida por más del 80% del sector.

La caída del peso de unos grupos con respecto a otros se debe a los cambios realizados sobre la estructura de las ponderaciones. A partir del año 2023, la fuente principal utilizada para el cálculo de las mismas será la Contabilidad Nacional (CN), en lugar de la Encuesta de Presupuestos Familiares (EPF) como hasta ahora.

En este sentido, la EPF continuará siendo el índice de referencia para calcular los precios, pero no para determinar el peso que los distintos grupos que se utilizan para calcular el IPC. «De esta forma, el IPC se adapta a los criterios establecidos por la reglamentación europea, que fija el año 2023 para su entrada en vigor», justificaron desde el INE.

Quizás también te interese:  Un programa pionero en Mataró mejora el estado nutricional del alumnado con discapacidad y dificultad para ingerir alimentos

Con la nueva estructura, los alimentos y bebidas no alcohólicas seguirán siendo el grupo con más peso a la hora de calcular el IPC, pero con una reducción de su ponderación de puntos porcentuales: desde el 22,6% hasta el 19,6% del total.

La vivienda, que era el segundo valor más importante en términos porcentuales, pasa del 14,2% al 12,7% y se ve superada por el transporte –que pasa del 13% al 13,8%– y el gasto en hoteles, café y restaurantes –que se eleva del 13% al 13,2%–.

También es destacable el incremento del peso de ocio y cultura desde el 6,4% de 2022 hasta el 7,9% de 2023, así como la caída del gasto en vestido y calzado, que cae del 6% al 3,9%.

Desde el organismo afirmaron que esta revisión de la metodología se realiza «todos los años» y señalaron que, aunque tenga «efectos» a la hora de comparar los datos históricos, las estimaciones serán más precisas gracias a este modelo.

Asimismo, el subdirector general de Estadísticas Coyunturales, Ignacio González Veiga, quiso despejar cualquier duda y descartó en una rueda de prensa que el repunte de la inflación en una décima se haya debido a este cambio en la metodología. Así, apuntó sobre todo al fin de la bonificación a los carburantes de 20 céntimos por litro.

MERCADO LIBRE DE ELECTRICIDAD

Con respecto a la inclusión del mercado libre en el cálculo del IPC –hasta ahora solo se contabilizada el impacto del regulado–, el INE afirmó que ya se puede hacer con plenas garantías porque más del 80% de las compañías distribuidoras han concedido la información necesaria para conocer el impacto de los contratos fijos sobre las economías domésticas.

Quizás también te interese:  Descubre los Mejores Platos y Comidas Típicas de Palma de Mallorca: Una Guía Completa

En este sentido, avanzaron que se ha acordado con el sector un calendario de rendición de cuentas para todo el año para garantizar que la información se da con el tiempo suficiente para calcular el IPC de forma adecuada.

Por último, el INE confirmó que los expertos no fueron informados de estos cambios metodológicos hasta esta misma mañana.