La industria de alimentación y bebidas presume de cumplir el 99% de los objetivos de su plan de mejora de composición

– Su objetivo era reducir azúcares añadidos, sal y grasas saturadas en más de 3.500 productos

MADRID, 10 (SERVIMEDIA)

La Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) presumió este martes de haber cumplido el 99% de los objetivos establecidos en el Plan de Colaboración para la Mejora de la Composición de los Alimentos y Bebidas y Otras Medidas (2017 – 2020), según los resultados publicados por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan).

Según la patronal, el plan tenía como objetivo la reducción de azúcares añadidos, sal y grasas saturadas de más de 3.500 productos que en el promedio de la cesta de la compra aportan el 44,5% de la energía total diaria.

Tal y como asegura el Informe de Evaluación de Aesan, los resultados «permiten constatar el impacto de las medidas de reformulación en la mejora de la composición de los alimentos envasados y de la oferta alimentaria fuera del hogar».

En este sentido, FIAB destacó que «la transversalidad y el gran alcance» del plan en cuanto a cobertura de productos, número de empresas implicadas y nutrientes que abarca es «una de sus fortalezas más importantes y en muchas subcategorías las reducciones alcanzadas han sido incluso superiores a los objetivos marcados».

Asimismo, subrayó la «implicación y el esfuerzo» en innovación de las asociaciones sectoriales y las empresas que han participado en el plan y el «exitoso» trabajo llevado a cabo junto a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición durante cerca de un lustro.

En definitiva, los resultados ponen de manifiesto «la contribución del sector a los objetivos establecidos» en el Plan Estratégico Nacional para la Reducción de la Obesidad Infantil (2022-2030).

Quizás también te interese:  Descubre los Sabores Típicos de Rojales: ¡Conoce los Platos y Comidas Tradicionales de esta Localidad!

El director general de FIAB, Mauricio García de Quevedo, señaló que «los objetivos alcanzados con el plan confirman el compromiso de la industria elaboradora de alimentos y bebidas para mejorar la composición nutricional de sus productos y es un gran ejemplo de colaboración público-privada. La experiencia supone un hito a nivel europeo y queremos seguir trabajando junto a las distintas administraciones con la mirada puesta en los consumidores».

«La alimentación es solo uno de los muchos factores que influyen en la salud de los ciudadanos. Por eso, además de la mejora en la formulación de algunos productos, es imprescindible una respuesta global enfocada a la formación de los consumidores, la promoción de una dieta variada, equilibrada y suficiente y la práctica de actividad física regular desde la infancia», añadió.