Recetas saludables para la oficina con jamón ibérico

¿Quién no quisiera tener un libro de recetas saludables, originales y sabrosas para llevarse un tentempié a la oficina o bien para llenar el tupper con el que comer con el equipo?

Según los últimos datos conocidos, más de la mitad de los trabajadores están ya concienciados en la necesidad de seguir unas pautas alimentarias saludables para conseguir no solo rendir mejor sino sentirse mejor en su día a día. Y eso pasa, necesariamente, por conseguir también alimentarse fuera de casa con alternativas que estén fuera de las máquinas de vending y que sean ultraprocesados.

«Es cierto que, de un tiempo a esta parte, incluso la oferta de vending empieza a ser algo más saludable. Pero aún queda mucho por hacer. De ahí que sean muchos los que opten por llevar de casa una tartera, como antaño, con productos de calidad y que sepan cómo han sido preparados, qué frescura tiene el producto y que respondan, directamente, al gusto de cada paladar concreto» explican desde El Pozo.

¿Cuál es la propuesta de esta marca para esas tarteras? Apostar por el producto de calidad en forma de producto ibérico.

Y para ello proponen 3s recetas de calidad.

Una piadina ibérica

Una versionada piadina italiana puede ser el sándwich perfecto tanto para media mañana como para uno de los platos principales a la hora de la comida. Con la ventaja añadida de poder llevarlo desestructurado y montarlo en el momento.

La gracia de esta propuesta está en el pan, que puede hacerse en casa o bien comprarse. Este tipo de piadina es clave para que la receta salga bien. A partir de ahí, toca rellenar con productos de primera calidad.

Quizás también te interese:  Tortilla Española: Clásico de la Gastronomía Nacional

Con un poco de lechuga, tomate, mozzarella fresca y jamón serrano se puede tener lista esta receta, aunque da para poder incluir también algo más como unas aceitunas o, incluso, para los más innovadores, maíz.

Croquetas de jamón

Siendo realistas, es quizá uno de los platos más populares de la gastronomía de la tapa en nuestro país. Y pocos hay que se resistan a un bocado de este manjar. Sin embargo, ser capaz de hacer una masa casera con jamón de buena calidad de marcas reconocidas como El Pozo es clave para que el resultado sea único. Para quienes además estén preocupados por las calorías de más, se puede optar por un rebozado en pan integral que da un toque innovador a la clásica receta. «Además, con las nuevas freidoras de aire, la parte del aceite queda relegada y se convierte en un plato saludable» comentan.

Tostas de ibérico con mermelada

Puede parecer algo demasiado simple pero nada de eso es real. La ventaja es que se pueden hacer en cuestión de minutos y con la ventaja de poder hacerlo in situ, con lo que no queda el pan blando. Con opciones como el ibérico untable se puede llevar a cualquier sitio, al igual que las mermeladas tipo cafetería. Este tentempié, donde el dulce, por ejemplo en forma de mermelada de ciruela, potencia el sabor del salado, será un triunfo para las entrehoras.

Aún así, no vamos a dejar de recomendar, nunca, un buen bocadillo de jamón ibérico. Sería casi un sacrilegio.