Unos 4,7 millones de personas sufren inseguridad alimentaria aguda en Haití

MADRID, 13 (SERVIMEDIA)

Alianza por la Solidaridad-ActionAid alertó de la emergencia que atraviesa Haití, donde 4,7 millones de personas se enfrentan a altos niveles de inseguridad alimentaria aguda entre septiembre de 2022 y febrero de 2023.

Según la Clasificación Integrada de las Fases de la Seguridad Alimentaria, un total de 19.000 personas en el país viven ya en la fase de hambruna.

Haití se enfrenta a «cifras récord de inseguridad alimentaria», debido a la contracción de la economía, a la inestabilidad sociopolítica y al aumento de la violencia, indicó la ONG.

La cesta básica de la compra, compuesta solo por 6 productos (arroz, harina, maíz, azúcar, aceite y frijoles) cuesta 5.332 gurdas por persona y mes, un 98% más de lo que costaba en 2021. Esta cesta proporciona 1.870 kilocalorías, lo que no supone siquiera la ingesta recomendada por las normas humanitarias Esfera, de 2.100 kilocalorías por persona y día.

Según la ONG, «el aumento del coste de la cesta es el resultado de la continua depreciación de la moneda local, gurda, frente al dólar estadounidense y también frente al peso dominicano, ya que los productos más consumidos por los hogares tienen que ser importados».

El alza de precios también se debe a la inseguridad generalizada y al control de las principales carreteras por parte de bandas armadas, prosiguió, lo que limita el abastecimiento de los mercados; al encarecimiento del carburante y su persistente escasez; y a los malos resultados de la campaña agrícola de la pasada primavera.

Esta semana se cumplen 13 años desde el terremoto que asoló el país en 2010. Desde entonces, la situación humanitaria se ha ido deteriorando hasta convertirse en una de las mayores crisis de hambre del planeta.

Quizás también te interese:  Comprar en un supermercado permite ahorrar 66 euros al mes en productos de alimentación e higiene para bebés, según OCU

A esta larga lista de problemas se suma también el cólera, que empezó a extenderse en octubre, agregó. La última actualización de la Organización Panamericana de la Salud, a 2 de enero, registraba 22.563 casos sospechosos en los diez departamentos del país. La epidemia afecta además a poblaciones vulnerables que ya se enfrentan a la inseguridad alimentaria.