– Espera que el cheque de 200 euros se empiece a pagar «inmediatamente» desde que se solicite en febrero

MADRID, 28 (SERVIMEDIA)

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, avisó este miércoles de que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) vigilará que los establecimientos apliquen la bajada del IVA de los alimentos y «habrá sanciones si no se cumple».

En una entrevista en TVE recogida por Servimedia, Calviño se mostró confiada en que el sector de la alimentación aplicará la bajada del IVA del 4% al 0% en alimentos de primera necesidad y del 10% al 5% en pastas y aceites aprobada ayer, martes, por el Gobierno como parte de un paquete de medidas para contrarrestar el impacto de la inflación.

La rebaja «va a notarse inmediatamente en los bolsillos de las familias y si no, la CNMC va a tener una indicación muy clara de vigilarlo y habrá sanciones si no se cumple», afirmó.

Calviño defendió que las medidas adoptadas hasta el momento en respuesta al impacto de la guerra en Ucrania «están siendo muy eficaces», puesto que «en noviembre ya nos situamos con la inflación más baja de toda la UE y la zona euro».

El Gobierno venía aplicando hasta ahora rebajas del IVA relacionadas con la energía, el tope al precio de los alquileres, gratuidad del transporte público ferroviario y el descuento de 20 céntimos por litro de combustible, entre otras. El nuevo paquete limita ese descuento solo a los transportistas, mantiene el tope de los alquileres, la gratuidad del transporte, las anteriores rebajas de IVA y añade las citadas para los alimentos.

También se aprobó ayer un cheque de 200 euros para familias con una renta anual inferior a 27.000 euros. Calviño explicó que será para quienes no sean pensionistas ni perciban el Ingreso Mínimo Vital (IMV), tendrán que solicitarlo a la Agencia Tributaria desde febrero y confió en que se empiece a pagar «inmediatamente», una vez que se solicite.

Preguntada sobre si este cheque deberá tener una finalidad, respondió que «todos tenemos que comer» y «no hay que verificarlo porque se trata de aliviar a las familias, no hay que después demostrar nada».

Ante las críticas a las medidas de electoralistas, Calviño rechazó que lo sean argumentando que es el sexto paquete que se adopta y devolviendo la crítica al afirmar que «los augurios de todos esos partidos que dicen que España está al borde de la quiebra» se han quedado «en agua de borrajas, la economía española está resistiendo bien, podemos mirar a 2023 con confianza».

Calviño reafirmó que el PIB crecerá este año «por encima del 5%», lo que «demuestra que la economía española está resistiendo muy bien».