Carrefour, Cash Fresh y La Despensa, entre los súper que aplican hasta un 50% de descuento en alimentos con fecha de caducidad «próxima»

-Junto a Ahorramas, Supeco, Froiz, Mas y Family Cash, según un estudio de OCU

MADRID, 10 (SERVIMEDIA)

Carrefour, Cash Fresh y La Despensa son, junto a Ahorramas, Supeco, Froiz, Mas y Family Cash, los supermercados que aplican hasta un 50% de descuento en alimentos con fecha de caducidad «próxima». En todos los casos se trata de productos «perfectamente seguros».

Así lo desvela un estudio sobre alimentos rebajados por «pronta» caducidad realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en 1.000 supermercados de 35 provincias y que revela descuentos de entre un 20% y un 50% según la cadena, tal y como informó este lunes la asociación en un comunicado.

Hiper Usera, por su parte, aplica un 46%; Suma, un 45% y Lupa, un 40%, mientras que en Alcampo y Condis la rebaja media es del 38%. Finalmente, en Bon Preu, Caprabo, Economy Cash, Lidl, Aldi, el Grupo Dia, Charter, Consum y Coaliment el descuento es del 30%.

En concreto, la rebaja se aplica, «sobre todo» en productos frescos, como carnes, ensaladas, postres lácteos y alimentos preparados como pizzas, sándwiches, cremas de verduras o masas de hojaldre, cuya variedad «varía» según la cadena, a juicio de OCU.

Las carnes y ensaladas son los que tienen una vida más corta, dado que el 40% caduca al día siguiente, mientras que en los platos preparados y los postres lácteos hay más margen, de entre dos y tres días en la «mayoría» de los casos.

En paralelo, OCU también encontró «algunos» productos ya caducados y, aunque apenas suponían el 1%, la asociación urgió a los supermercados a «estar más atentos a esta circunstancia».

Quizás también te interese:  Diversos hoteles de Madrid ofrecerán una degustación de 'brunch' por el Día del Padre

En función del supermercado, pueden encontrarse en zonas «reservadas» o en el lineal, mezclados con productos de la misma familia, si bien suelen distinguirse «fácilmente» por los adhesivos en color que señalan el porcentaje de descuento. No obstante, lo que «no siempre se destaca» es la fecha de caducidad, con el «riesgo» que, según la OCU, ello supone para el consumidor que no se fije en el resto del etiquetado.

PRODUCTOS SEGUROS

Con todo, según la investigación, financiada por el Ministerio de Consumo, se trata de productos «perfectamente seguros», con una carga microbiológica «similar» a los que tienen una fecha de consumo «más amplia», por lo que, a juicio de la entidad, «pueden consumirse sin riesgo».

En concreto, los análisis microbiológicos realizados en un total de 50 alimentos elegidos al azar confirmaron que se trata de productos «seguros que pueden consumirse sin riesgo», según OCU, que explicó que los indicadores de higiene en carnes y platos preparados son «normales y similares» a aquellos con una fecha de caducidad «más amplia».

Además, si bien «alguna ensalada» presentaba una «ligera podredumbre», esta se advierte «a simple vista» a través de su envase transparente, de modo que puede «evitase fácilmente» su compra.

Por ello, la OCU animó a «dejar los prejuicios a un lado» y «aprovechar» estos descuentos en los productos de consumo próximo, «más ahora si cabe con la inflación disparada». «No solo por el ahorro que puede conseguirse, sino porque contribuye además a evitar el desperdicio alimentario en los supermercados», sentenció, al tiempo que subrayó que el «único condicionante» es la «limitada variedad de este tipo de productos».