El INE confirma que la inflación bajó al 1,9% en junio y modera el encarecimiento de los alimentos al 10,3%

– El IPC se sitúa en niveles previos a la guerra de Ucrania, mientras que la tasa subyacente se queda en el 5,9%

– La moderación de la subida de los precios se debe sobre todo al abaratamiento de los carburantes con respecto a hace un año

MADRID, 12 (SERVIMEDIA)

El Instituto Nacional de Estadística (INE) confirmó este miércoles que el índice de precios al consumo (IPC) cerró junio en el 1,9%, casi un punto y medio menos que en mayo, y se desinfló hasta los niveles previos a la guerra de Ucrania. Esta evolución se explica en la bajada de los carburantes y los costes asociados a la vivienda, así como en una subida más moderada del precio de los alimentos, que ralentizaron su subida al 10,3%, más de un punto y medio porcentual menos que en el mes anterior.

La mejor evolución de la inflación favoreció una bajada de la tasa subyacente –que no contabiliza ni alimentos frescos (verduras, frutas…) ni energía–, que cerró en el 5,9%, dos menos que hace un mes, y prosigue su senda descendente, aunque sigue en niveles de hace un año. Asimismo, el índice de precios de consumo armonizado (IPCA), que mide el consumo interior, se situó en el 1,6%, casi un punto y medio menos que en mayo.

No obstante, esta fuerte de reducción de la inflación se debe a un efecto escalón, ya que, en la variación mensual, los precios de consumo registraron una subida del 0,6% respecto a mayo, mes en el que los precios no experimentaron ninguna evolución.

ENCARECIMIENTO DEL OCIO

Quizás también te interese:  Conoce los Platos Típicos de Pozuelo de Alarcón: Descubre su Gastronomía Local

Con respecto a la inflación general, desde Estadística achacaron la mayor parte de la ralentización de la subida de los precios en el coste del transporte, que descendió un 7,6% con respecto al año pasado por la nueva caída interanual de los precios de carburantes y lubricantes para vehículos personales.

Los alimentos incidieron también a suavizar el IPC por la moderación de su subida, aunque todavía siguen encareciéndose muy elevado (+10,3%) con respecto a hace un año. También lo hicieron los costes asociados a la vivienda, que cayeron en junio un 12,7% gracias al abaratamiento de los combustibles líquidos.

En sentido contrario, el ocio y cultura se encareció un 5,2% en junio, nueve décimas más que en el mes anterior, por la evolución de los precios de los paquetes turísticos; y limitaron la reducción anual del IPC.

Tras conocer los datos, fuentes procedentes del Ministerio de Asuntos Económicos celebraron la «positiva evolución» del IPC y la vincularon a «la eficacia» de las principales medidas de reducción de impuestos y bonificaciones puestas en marcha por el Gobierno. Asimismo, pusieron de relieve que España es ya la primera gran economía del euro que rebaja su inflación por debajo del 2% desde el inicio de la guerra.

REBAJA DEL IVA DE LOS ALIMENTOS

Una de ellas es la rebaja del IVA del precio de los alimentos básicos de la cesta de la compra, que el Consejo de Ministros ha prorrogado hasta el 31 de diciembre –siempre y cuando la inflación subyacente se mantenga por encima del 5,5%–. Estos productos continúan registrando una subida anual muy elevada (+10,3%), aunque se han ralentizado con fuerza desde marzo, cuando tocaron techo y llegaron al 16,5%.

Quizás también te interese:  La hostelería apuesta por el 'mystery shopping' en un momento de inflación histórico

Sin embargo, en la tasa mensual los precios de los alimentos subieron un 0,2%, impulsados por los aceites y grasas (que se encarecieron un 2% mensual), la fruta (+1,9%) y la carne (+0,6%). En la otra cara de la moneda, las legumbres y hortalizas se abarataron un 1,3%.