Gestha estima que la supresión del IVA supondrá un ahorro de 3,85 euros por cada 100 en la compra de alimentos básicos

MADRID, 28 (SERVIMEDIA)

El sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) lanzó este miércoles su estimación de que la supresión del IVA a los alimentos básicos supondrá un ahorro de 3,85 euros por cada 100 en la compra de estos productos, mientras que la bajada del IVA al aceite supondrá un ahorro de 1,36 euros por cada 25 euros de compra.

En un comunicado, mostraron su comprensión a la medida adoptada por el Gobierno para contener «parcialmente» la inflación de los alimentos, aunque insistieron en que es una «medida ineficaz para abordar las causas del alza de esos precios».

En su opinión, algunos productores, comercializadores y patronales «magnifican los efectos de las bajadas de IVA para aumentar sus ventas», pero apuntaron que las cifras muestran que «eso no es así a nivel de consumidor». En cambio, indicaron que la Administración «pierde mucha recaudación a nivel global con la que financiar ayudas públicas».

Respecto al cheque para la cesta de la compra de familias vulnerables, estimaron que «más de ocho millones de personas» se beneficiarán de los 200 euros, medida que valoraron «positivamente» por inyectar «más de 1.300 millones de euros a hogares con rentas inferiores a los 27.000 euros anuales y con un patrimonio no superior a los 75.000 euros».

No obstante, desde Gestha propusieron establecer dos importes en los cheques, uno para familias con hasta 14.000 euros de ingresos y otro para las que reciban rentas entre los 14.000 y 27.000 euros.

Asimismo, recalcaron que la ayuda de 20 céntimos por litro de gasolinas y gasóleos, que será limitada al sector del transporte, la agricultura y la pesca en 2023, era una «medida regresiva al beneficiarse de ella las personas con rentas más altas y con mayor número de vehículos más potentes», a la vez que «contradictoria» para abordar la Estrategia Verde europea.

Quizás también te interese:  Díaz defiende la fijación de precios en alimentos por sus "buenos resultados" en la Francia de Sarkozy