Justicia Alimentaria pide «limitar» el precio de la cesta de la compra y crear un bono social para alimentación fresca

MADRID, 24 (SERVIMEDIA)

Justicia Alimentaria reclamó este martes «limitar» el precio de la cesta de la compra básica de alimentos frescos, así como crear un bono social para alimentación fresca destinado a familias con menos renta.

Estas son algunas de las medidas «urgentes» que instó a adoptar para «contener» la subida de precios en la alimentación y entre las que, coincidiendo con el debate en el Congreso de los Diputados del decreto-ley de medidas de respuesta a las consecuencias económicas y sociales de la guerra de Ucrania, también llamó a establecer un sistema «eficaz» de control de los precios de la cadena alimentaria, sancionar en casos de «abusos» en los precios de alimentos básicos y crear infraestructuras alimentarias de distribución alimentaria «con apoyo público».

En este punto, la entidad exigió medidas «más contundentes» que la de rebajar el IVA y recordó que el aumento del precio de los alimentos «no es una cuestión puntual ni coyuntural por la crisis como consecuencia de la guerra en Ucrania». «Se trata de un fenómeno estructural sobre el que llevamos años alertando», espetó, para, a continuación, demandar políticas públicas que, «más allá de medidas reactivas, contemplen la alimentación como un derecho al que se debe acceder en condiciones justas, saludables y sostenibles».

A este respecto, su director, Javier Guzmán, puntualizó que la subida del precio de los alimentos «significa, de facto, vulnerar el derecho a una alimentación saludable de buena parte de la población del Estado» y, tras aseverar que la subida de precios de la alimentación básica «altera» la dieta de las personas, que se ven obligadas a «optar» por alimentos «más baratos pero menos saludables», lamentó que, pese a haber reducido «drásticamente» el consumo de alimentos, en hasta un 8%, dado que cada vez son «más caros», el gasto en alimentación «ha aumentado un 3%».

Quizás también te interese:  El precio de los alimentos ralentiza su subida al 12,9% mientras la inflación repunta al 4,1%

Por lo que se refiere a la reducción del IVA de algunos alimentos básicos, criticó que los precios «desorbitados» de estos productos «están generando enormes cantidades de beneficios a las grandes cadenas de distribución de alimentos» y que dicha medida «ha sido ignorada por buena parte de los grandes supermercados, que solamente modificaban el precio cuando existía denuncia para un alimento en concreto».

«Es más, los precios finales, aún cuando el IVA realmente su hubiera reducido de manera correcta como exige la ley, han seguido disparados», abundó Guzmán, para denunciar que, tras la implantación de dicha medida, algunos productos como la leche, los huevos o el aceite de los «principales» supermercados «han visto aumentado su precio hasta un 60%» a pesar de que casi el 45% de la población española «tiene serias dificultades para llegar a fin de mes».