La Alianza por una Alimentación Saludable pide a Gabilondo que «interceda» ante el veto al decreto de publicidad dirigida a menores

MADRID, 03 (SERVIMEDIA)

La Alianza por una Alimentación Saludable ha pedido al Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, que «interceda» ante el veto del Ministerio de Agricultura al Real Decreto sobre regulación de la publicidad de alimentos y bebidas dirigida al público infantil menor de 15 años, auspiciado por el Ministerio de Consumo.

Así lo anunció este viernes en un comunicado emitido coincidiendo con la conmemoración, este sábado, del Día Mundial contra la Obesidad y en el que anunció que ha enviado una carta a Gabilondo ante la «inacción» del Ejecutivo de Pedro Sánchez y después de que fuentes del gabinete de Alberto Garzón advirtieran al ala socialista del Gobierno de que, si el departamento de Luis Planas no levanta su veto a dicha norma antes del 31 de marzo, no habrá margen suficiente para poder aprobarla en lo que queda de legislatura, tal y como era su intención.

A juicio de la Alianza, no aprobar el real decreto supone «renunciar» a una de las herramientas «más eficaces para proteger la salud de la infancia» y, en este sentido, lamentó las «posturas enfrentadas» que mantienen Agricultura con su «bloqueo» y Consumo acerca de la regulación de este tipo de publicidad, una de las «medidas prioritarias» del Plan de Reducción de la Obesidad Infantil, aprobado por el Gobierno en 2022.

Por este motivo, envió dicha misiva al Defensor del Pueblo con el fin de reunirse con él y «pedirle su intervención y asistencia» para «frenar la desprotección de los derechos de la infancia en esta materia» y que llega después de solicitar también una reunión con el presidente del Gobierno y el ministro Planas para «discutir este asunto» sin obtener respuesta.

Quizás también te interese:  La OMS insta a los países a invertir en la prevención del ahogamiento para proteger a los niños

En su carta, la alianza «alerta» a Gabilondo de que la «paralización» de la regulación de esta publicidad supone «un atentado contra los derechos fundamentales de la infancia, la salud, la información veraz o la educación, entre otros», convencida de que regular esta publicidad «es un deber» del Gobierno, que, a su entender, «debe anteponer los derechos de la infancia a los intereses de la industria alimentaria». Por ello, censuró que Agricultura abogue por la «autorregulación» y, con ello, «impide la consecución de la regulación pública» de este tipo de mensajes publicitarios.

En este punto, las organizaciones firmantes reivindicaron el «consenso unánime» que, a su entender, existe en torno a esta medida, que, recordó, «apoyan» la Organización Mundial de la Salud, Unicef, la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria y las organizaciones de consumidores.

ANUNCIOS INSANOS

Tras puntualizar que, según el informe Aladino 2019, un 40,6% de la población infantil en España «padece» exceso de peso y que la diabetes infantil y los trastornos alimentarios «se están disparando en nuestro país», la Alianza denunció que la industria alimentaria y de la publicidad «están vulnerando sistemáticamente diversos derechos de la infancia».

En este contexto, alertó de que cuatro de cada cinco anuncios alimentarios dirigidos al público infantil «son insanos», lo que, según sus cálculos, se traduce en que un niño de España «recibe de media más de 1.000 impactos publicitarios al mes de alimentos de este tipo por televisión e Internet».

«A esto hay que añadir la exposición a la publicidad en exteriores, en los envases de los productos, campañas promocionales con juguetes de regalo o patrocinios de eventos deportivos», abundó, al tiempo que aseveró que, en la actual situación económica, se está produciendo «una migración aún mayor» hacia alimentos «más insanos y procesados, los que menor incremento de precio han sufrido».