-Es un problema internacional «de costes, no de márgenes empresariales», afirma el ministro

MADRID, 16 (SERVIMEDIA)

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, aseguró este miércoles que los precios alimentarios seguirán «muy probablemente» en los niveles actuales en las próximas semanas y así continuarán hasta Navidades, pero espera que «disminuyan de forma significativa» a comienzos del próximo año.

En rueda de prensa antes de la reunión de los consejos consultivos y de las conferencias sectoriales de Agricultura y Pesca, el ministro dijo que «no estamos ante un problema de márgenes empresariales, sino de costes».

Según el Gobierno, el alza de los precios alimentarios tiene un alcance internacional, debido por un lado a la guerra de Ucrania y los costes energéticos, y por otro a la sequía.

A su juicio, con la actual evolución del conflicto de Ucrania y el pico de demanda en el consumo de hogares que va a haber en las próximas semanas con las cercanías de las Navidades, lo probable es que los precios de los alimentos sigan «estabilizados» en niveles elevados como ahora, pero esperan que se bajen «de forma significativa a comienzos del próximo año». «Si estamos consiguiendo doblegar la senda de la inflación, espero que también lo haremos con los precios de los alimentos», remarcó.

INSPECCIONES

Luis Planas dijo que la cadena alimentaria «está funcionando de forma correcta» y las inspecciones derivadas de la nueva ley de cadena «se está cumpliendo» y se están haciendo con normalidad, con las debidas inspecciones desde la Agencia de Control (AICA) «y con la colaboración de las comunidades autónomas, unas más que otras».

Preguntado por la nueva demanda que ha hecho la vicepresidenta Yolanda Díaz para que las grandes cadenas de distribución topen los precios de los alimentos más primordiales, el titular de Agricultura dijo que igual que reconoce que la cadena está funcionando, también hace «una llamada a la responsabilidad» de todos los actores de esa cadena, «sobre todo a quien tiene más poder y más peso en la cadena, para que dé un paso adelante» en aras a «moderar los precios». «Todos tenemos que remar en el mismo sentido y tomar acciones para limitar el alcance de esta inflación que siempre es nociva», señaló.

El ministro insistió en que el problema de precios de alimentos es de «costes, no de márgenes empresariales» y tiene una repercusión internacional. Como prueba de ello se remitió a los datos de Eurostat que sitúan a España en el nivel medio europeo en el encarecimiento de los precios alimentarios, en un 15,4% internual en los doce últimos meses, por debajo de Alemania o Portugal, aunque por encima de Grecia, Italia o Francia.

Por otro lado, el ministro celebró como «una buena noticia» la desconvocatoria del paro de transportistas. «Cualquier reivindicación es legítima», dijo, «pero éste no era el momento».