– Con estas iniciativas las tres entidades podrán aumentar «significativamente» el número de personas atendidas en sus programas de acción social

MADRID, 25 (SERVIMEDIA)

La Fundación Amancio Ortega acordó con la Federación Española de Bancos de Alimentos (Fesbal), Cáritas y Cruz Roja Española la puesta en marcha de tres iniciativas, dirigidas a mejorar la calidad de vida de las familias atendidas por estas tres entidades, con un presupuesto de 40 millones de euros.

Según informó la Fundación Amancio Ortega, el acuerdo con la Federación Española de Bancos de Alimentos supondrá la renovación de equipos logísticos de distribución y almacenamiento y la adquisición de vehículos de transporte con motores híbridos, lo que permitirá aumentar el número de beneficiarios de la ayuda alimentaria básica.

Por su parte, el acuerdo firmado con Cáritas se centra en la ayuda a personas que sufren dificultades para el mantenimiento de su hogar. Ambas entidades ponen en marcha la iniciativa ‘Una Vivienda, un Hogar’, dirigida a paliar los problemas de exclusión social provocados por el acceso a la vivienda de las familias más vulnerables.

Según informaron ambas organizaciones en un comunicado, «en el marco de este acuerdo, que tendrá una vigencia de 24 meses, la Fundación aportará 15 millones de euros que permitirán mejorar la situación de unas 15.000 personas, especialmente afectadas por las dificultades de acceso a la vivienda, provocadas por la actual situación de los mercados y los elevados precios de la energía».

En los últimos años, las dificultades de acceso al derecho a la vivienda se han convertido, después de la falta de empleo, en el segundo factor que mayor exclusión social provoca entre la población atendida por Cáritas. En el último año, la Confederación Cáritas en España invirtió un total 12,6 millones de euros en ayudas a la vivienda, que beneficiaron a más de 10.000 personas.

En este contexto, la financiación de la Fundación Amancio Ortega permitirá dar respuesta a las dificultades a las que se enfrentan las familias más vulnerables en el marco de acceso a la vivienda: la realización de mejoras en las condiciones de habitabilidad de los hogares, optimizar la eficiencia energética y asumir el pago puntual de alquileres y suministros.

SOLEDAD NO DESEADA

Finalmente, el acuerdo de la Fundación Amancio Ortega con Cruz Roja desplegará en más de 26.000 hogares de mayores que viven solos un innovador programa que aúna tecnología y voluntariado.

Esta acción se enmarca en el convenio de colaboración que ambas entidades han suscrito para combatir la soledad no deseada, el aislamiento social y la brecha digital de las personas mayores en España, cuya duración será de tres años y contará con un presupuesto de alrededor de 15 millones de euros, que asume íntegramente la Fundación Amancio Ortega.

De este modo, 26.000 personas mayores de toda España contarán en su hogar con dispositivos de voz que incorporan aplicaciones específicas para favorecer su autonomía y evitar situaciones de soledad.

El proyecto incluye la instalación de estos dispositivos y, si fuese necesario, la conexión ‘online’ de las residencias, mientras que la red de voluntariado de Cruz Roja jugará un papel de acompañamiento y formación a las personas mayores.

Cruz Roja puso en marcha, entre agosto de 2020 y marzo de 2021, un programa piloto sobre el uso de asistentes de voz en personas mayores, para funciones como el contacto con sus familiares, el ejercicio físico o la propia relación con el voluntariado de la organización.

El uso de estos dispositivos como complemento de las labres de acompañamiento y seguimiento de Cruz Roja demostró una mejora sustancial en la autonomía personal de las personas mayores atendidas.

También mitigó el impacto del deterioro físico, la soledad y el aislamiento que padecen, se aumentó su socialización y se redujo la sobrecarga de trabajo de sus posibles cuidadores.

Estos resultados de la prueba piloto han llevado a Cruz Roja a firmar este acuerdo de colaboración con la Fundación Amancio Ortega para combatir la soledad no deseada entre las personas mayores.