Los supermercados rechazan el tope de precios en alimentos de Yolanda Díaz con el argumento de Planas

MADRID, 06 (SERVIMEDIA)

La Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas) rechazó este martes la propuesta de la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, de introducir un tope al precio de los alimentos «básicos» señalando que el ministro de Agricultura, Luis Planas, ha dicho que «un acuerdo sobre los precios de los alimentos es algo incompatible con las normas de la Unión Europea».

Así lo indicó la patronal que defiende los intereses de empresas de distribución como Mercadona, Día, o Lidl en valoración a la propuesta de la ministra de Trabajo y Economía Social.

Asedas subrayó que no entra a «valorar» las declaraciones de Luis Planas, pero incidió en que lo que tienen «claro» es que en España el consumidor «se beneficia de una enorme capacidad de elegir, lo que se traduce en una gran competencia».

«En momentos como estos, los márgenes de las empresas de distribución se ajustan más que nunca porque, si no, los clientes, simplemente, cambian de acera y buscan otro establecimiento más barato», aseveró.

Asimismo, la patronal señaló que llevan «muchos meses» alertando sobre su «enorme preocupación por el incremento de los precios de los alimentos», que, a su juicio, se han producido por el alza del precio de las materias primas importadas, fundamentalmente de los cereales, «que se aceleró con la guerra de Ucrania», de los precios de los carburantes y, «sobre todo, de los precios de la energía».

Por otro lado, Asedas reiteró su demanda de rebajar el IVA de los alimentos, que «debería haberse reducido del 21% al 10% o del 10% al 4%». «A partir de ahí estamos absolutamente dispuestos a dialogar con el Gobierno», subrayaron.

Quizás también te interese:  Mercadona invierte 21 millones de euros en la instalación de 5.000 puntos de recarga eléctrica semirrápida

En este sentido, pidió que el Gobierno sea «sensible» a sus propuestas y que, entre todos, «seamos capaces de llevar a cabo medidas que palien el impacto que está teniendo en los consumidores».