Se acercan las altas temperaturas y, con ellas, un cambio en la forma en la que comeremos. Mientras que durante el invierno el producto estrella suele ser el plato de cuchara y la legumbre, una vez llega el verano, las ensaladas y platos servidos en frío apetecen algo más.

Un ingrediente que está comenzando a entrar en las cocinas de medio mundo y que va a revolucionar las recetas es la tapioca. Aunque creas que no lo conoces, estamos seguro de que lo has visto en numerosos supermercados.

La tapioca se extrae de la yuca, ese tubérculo marrón y alargado que conocerás de vista ya que cada vez es más habitual verla en las fruterías europeas.

La yuca debe ser cocinada, este es nuestro primer consejo. De hecho, no hacerlo y consumirla cruda se dice que es venenoso. Pero volvamos a la tapioca.

En el mercado encontraremos esta variedad o bien envasada en polvo, que sirve como espesante, o bien en escamas.

¿Para qué sirve? Recetas de Tapioca

Como decíamos, al menos habrá que cocerla durante casi diez minutos para que pierda esa textura y sabor almidonado que tiene la yuca. A partir de ahí, la imaginación hará el resto.

Muchos cocineros empiezan a apostar por el pudin de tapioca que, frío, se convierte en uno de los postres más sabrosos que podrás elaborar y acompañar con fruta de temporada.

Para hacerlo necesitarás leche, azúcar blanca, huevo, obviamente tapioca preferiblemente en polvo, azúcar vainillada y un pellizco de sal. Mézclalo todo hasta que quede homogéneo al fuego y luego deja que la mezcla repose en el molde hasta una hora.

Quizás también te interese:  Triunfar con una cena vegetariana

De esta forma, serás capaz de conseguir lo mejor de este ingrediente en forma de vitaminas y minerales (forma parte de las raíces de la yuca, donde se encuentran la mayor concentración de beneficios), de la manera más sabrosa.

No hay que tener miedo a incluir sabores nuevos, porque lo cierto es que lo único que hacen es enriquecer la cocina y las recetas. Atrévete con productos venidos de otros continentes y serás capaz de saborear a gusto y sorprender.